Joyas


En todos los países hay joyas que sobresalen por su manera exclusiva de interpretar la música, cada uno en su género. Pero, en mi opinión, aunque siento un enorme respeto por el grado musical al que han llegado los japoneses, nada se compara con el extraordinario nivel que como creadores de estilo han alcanzado los brasileros. Combinan los sonidos y ritmos de maneras realmente creativas. No dejan de sorprenderme. No es poco usual que salgan con algo interesante y novedoso para el oído. ¿Has oído a Gismonti?

Por eso, no seleccioné los que aparecen a continuación por lo bien que dominan sus instrumentos o por lo bonita que son sus voces, tampoco por la fama que cosecharon ni por lo mucho que los aplaudieron, o porque realizaron muchísimas presentaciones, sino por la manera como expresaron sus sentimientos mediante la música. No adoro a las personas, pero siento un gran respeto por el arte musical.

Lógicamente, esto no significa que personalmente concuerde con todas sus canciones o con la filosofía de vida que los inspira. Todos somos diferentes, y así como tenemos cosas aceptables, tenemos otras que a algunos podría parecerles inaceptables. Estos simplemente están aquí porque son expertos en su campo y muchas de sus interpretaciones son realmente sobresalientes.

Puse primero a la reina Rhoda Scott porque tiene un feeling que me llega hasta la fuente de mis motivaciones. Nacida en 1938, su cabeza y corazón se llenaron de flores musicales. Su Pistaccio (clic en la foto) es una inflorecencia de escalas y sentimientos increíbles. Por siaca, en Pistaccio hace un trío, es decir, solo intervienen tres músicos, todas mujeres, incluso el solo de trombón. ¡Extraordinarias! No sé si a Rhoda le falta o le sobra un tornillo, pero yo diría que su cerebro es un autocatalizador musical que causa un desbordamiento de sus neurotransmisores. Solo le falta tocar con la nariz, jajajaja! Las teclas le salen hasta por las orejas, y con qué ganas pisotea el contrabajo de su Hammond organ. ¡Sí, ella misma toca el bajo con las patas! ¡Mamma mía! Se la dedico al Chino Figueroa. Cuando oigo a Rhoda no puedo hacerlo sin recordar al maestro (cuando yo recién empezaba, ya todas las teclas lo amaban). ¡Saludos Chinesse!

(Un clic en la foto te lleva a un concierto. Un clic en su nombre te ofrece información adicional. El asterisco (*) al lado del nombre significa "dato relacionado". Más de un asterisco (***) significa que hay más de un dato.)

Walter Wanderley

Walter Wanderley es uno de los más extraordinarios arreglistas que he escuchado en mi vida. Un organista fantástico, un incansable, un favorito y una joya. Sus interpretaciones están íntimamente ligadas a la vida romántica de millones de personas alrededor del mundo, versiones que llegan al alma por el camino directo de piezas conmovedoras, a veces alegres, a veces tristes, pero todas hermosas. Espero que, ahora que lo has hallado, lo disfrutes tanto o más que yo y que continúes disfrutándolo por el resto de tu vida. El tipo tiene una imaginación musical increíble traducida en unos dedos maravillosos que se divierten sobre su Hammond.




Barbara Dennerlein
Barbara Dennerlein**


Raúl García Zárate*


Jeanette (Jeanette Anne Dimech), española nacida en Londres el 10 de octubre de 1951, de madre Canaria y padre del Congo Belga. Todos la recordamos por sus excelentes éxitos musicales, pero pocos saben que no solo cantaba en español, sino en catalán, inglés, japonés, portugués, alemán y francés. Grabó siete discos maravillosos que dispararon ventas millonarias a nivel mundial, que se tradujeron en muchos discos de oro, platino y diamante, ¡nada menos que 60! Personalmente me encanta su dulce interpretación en francés del tema "Porque te vas", del gran José Luis Perales. Definitivamente, una joya que no podía faltar en mi cofre de recuerdos. * * *










8 comentarios:

  1. Gino21:25

    Hola Zulu, te saluda Gino Román. Deseo coordinar una entrevista contigo.

    ResponderEliminar
  2. Zulu23:22

    Hola, Gino

    Comprendo que de vez en cuando haya quienes deseen una entrevista. No es cómodo para mí decir francamente que está muy lejos de mis intereses.

    Sin embargo, en cierta forma, este blog me permite conciliar algunas posiciones. Si quieres una entrevista, el lugar tendrá que ser aquí mismo. Si estás de acuerdo con eso, te agredeceré hacer clic en "Publicar un comentario en la entrada". Tendré mucho gusto de conversar contigo por este medio.

    Gracias por visitar mi blog

    ResponderEliminar
  3. Jose Vertiz13:07

    Hola, Miguel

    No se como encontre tu blog. Me agrado mucho tu experiencia musical y disfrute las canciones, que, a decir verdad, primera vez en mi vida que las escuchaba (en esos años vivi en el extranjero).

    Han pasado casi treinta años desde que te conoci. Sabia que cantabas, pero solo recuerdo que la primera vez que fui a tu casa (con un pescado, ¿recuerdas?) vi una bonita guitarra en un rincon, pero nunca te había oído cantar, salvo Amapola, en las clases de oratoria.

    Admiro tu creatividad y calidad personal, aprendi mucho de ti, y hasta ahora me sirven tus consejos recibidos en las primeras reuniones con los futuros Directores de TD.

    Felicitaciones por este bonito trabajo que trae gratos recuerdos a los muchachos de los 70 y por dar a conocer parte de la historia musical de esa linda epoca.

    Un fuerte abrazo para ti y tu familia.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Pepe

    ¡Qué bueno saber de ti! Explicaré lo del pescado, para los que no saben de qué hablas.

    Recuerdo que llamaste a mi puerta con tu maletín de negocios y me explicaste muy elocuentemente que estabas pensando organizar unos seminarios de relaciones humanas, comunicación y ventas, dirigidos a especialistas en salud. Y habiéndote enterado de mi experiencia en el campo de la oratoria, me propusiste hacerlo juntos. Yo te respondí: "Es solo cuestión de aplicar Técnicas Dinámicas", y tú me preguntaste: "¿Qué es eso?".

    De repente, interrumpiste la conversación y me preguntaste: "¿Ya almorzaste?". Dije: "No. Mi esposa está a punto de preparar algo". Entonces dijiste: "Que no prepare nada. Yo cocinaré un rico pescado". A lo que pregunté a mi esposa: "¿Tenemos pescado?", y ella contestó: "No." Y tú dijiste: "No te preocupes. Yo he traído un rico pescado". Acto seguido hiciste el show más impactante que vi en mi existencia: ¡¡¡Abriste tu maletín de negocios, metiste la mano y sacaste un tremendo pescado!!!, muy bien empaquetado, por cierto.

    "¡Wákala! ¡¡Qué es esto! ¡Quién es este tipo!!", pensé. "Te pasaste", respondí. Y simplemente me preguntaste: "¿Me permites?", y llamé a mi esposa, nos arrastramos de la risa y te cedimos la cocina. Hiciste gala de un gran dominio de la cocina.

    ¿A quién se le puede ocurrir ir a una cita de negocios, para visitar a un desconocido, para proponerle un negocio, y sacar de su maletín un pescado fresco? ¡¡A Pepe Vértiz!! Un maestro de la oratoria de impacto.

    Así te conocí y así fue como entraste en mi mente para quedarte, porque nunca te olvidé.

    Recuerdo que, en cambio, te conté que estaba a punto de formar un grupo de directores de "Técnicas Dinámicas Para Hablar en Público, Ganar Confianza y Relacionarse con los Demás". Convocamos a Augusto Figueroa, Mario Marticorena y Francisco Elías Olórtegui.

    Les expliqué mis métodos y les di mis herramientas didácticas para capacitar. Contratamos el local de la Cámara Junior de Lima, en San Isidro, y dictamos exitosamente los primeros cursos de Técnicas Dinámicas entre 1983 y 1985. Fuiste un extraordinario expositor. Uno de clase A1.

    Posteriormente entraste al Toastmasters y muy pronto comenzaron a otorgarte diferentes nominaciones honrosas como orador competente. De ahí en adelante, viajaste incansablemente por mar, tierra y cielo dictando exitosamente tus propios seminarios de ventas.

    Recuerdo que cuando tuviste que dejar IPAE, me diste la posta y pasé a formar parte del plantel de sus expositores en el campo de la oratoria. Eso duró varios años. Posteriormente, dicté mis cursos durante mucho tiempo en diferentes compañías e instituciones.

    Por eso, Pepe, dondequiera te encuentres, recibe mi más grande aprecio por tus palabras y mi más grande deseo de que estés haciendo lo correcto en todas las cosas. He tomado nota de tu email. Gracias. Mis recuerdos a tu familia también, especialmente para el pequeño Mani, el niño de más corta edad que fue capacitado por TD.

    ResponderEliminar
  5. Ploart18:53

    Muy bueno lo que escribes realmente. Me queda una duda, acá cuentas de las chicas que marcaron de alguna forma tu vida, pero no cuentas como conociste a tu actual esposa, sería una historia muy interesante de leer. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Ploart

    Buena pregunta. Pero en mi blog no trato de todas 'las chicas que marcaron de alguna forma mi vida', como dices, sino de aquellas que inspiraron de alguna manera las canciones de mis discos. Las explicaciones a las que te refieres tratan exclusivamente de la historia de mis canciones. Conocí a mi esposa mucho tiempo después de haberme alejado de la farándula. Pero para quienes sienten curiosidad sobre mi familia inmediata, hay un link en la explicación de la canción "San Isidro de mí". En ese artículo aclaro que en realidad "no se la dediqué a San Isidro, sino a mi amada madre". Al final de esa línea hallarás un asterisco que, si le das clic, te llevará a un blog donde menciono a mi esposa, mi hija, mi yerno, mi nieto, mis hermanos, sobrinos, padres y abuelos. Amo mi privacidad, por eso no lo hice tan evidente. Gracias por tu comprensión y por visitar mi blog.

    ResponderEliminar
  7. Me he reído con lo del pescado...qué hacía un pescado allí?

    ResponderEliminar
  8. Zulu16:06

    Hola, Igor. Lo dije. Pepe Vértiz era un maestro de la oratoria de impacto. Su objetivo en ese caso fue llamar mi atención de manera que no pudiera decirle "no". Y lo logró. Además, me indicaba claramente que era un tipo fuera de serie, que era alguien con quien se podría contar para alcanzar una meta. El olor a pescado es muy difícil de quitar, sobre todo si estuvo dentro de un maletín. Y ¿a quién se le ocurriría llevar un pescado dentro de su maletín de negocios a fin de proponerle a uno cocinarlo allí mismo? Nunca pensé que estuviera loco. Simplemente pensé que se trataba de un tipo fuera de serie. Y lo era. En cuanto al maletín, estoy más que seguro que Pepe usó uno que estaba para dar de baja. No creo que lo hubiera hecho con un maletín que seguiría usando para sus visitas de negocios. Fue un acto muy bien calculado. ¡Y lo que comimos estuvo de chuparse los dedos! El tipo es un gran chef. Mi esposa y yo quedamos encantados. Ahora te contaré una de su niñez, no tan dramática, pero muy aleccionadora. Me contó que un día, cuando era chiquito, había un montón de hojas secas en el patio. Su tío le preguntó: "Pepe, ¿quieres ver cómo les digo a esas hojas: '¡¡Hojas, juntense en un solo lugar!!' y que las hojas vayan y se junten en un solo lugar?". Pepe, asombrado, pensó: "Wow! ¡Qué gran truco de magia hará mi tío!", y contestó: "¡¡¡Sí!!!". Entonces, el tío clamó con voz fuerte, dirigiéndose a las hojas: "¡Hojas! ¡Júntense en un solo lugar!". El chico, que estaba con los ojos bien abiertos y con todos los sentidos concentrados, quiso ver cómo sería capaz de realizar semejante truco. Y el tío fue, agarró una escoba y comenzó a barrerlas hasta que las juntó todas en un solo lugar. Y le preguntó: "¿Entendiste la lección, sobrino? La lección es que las cosas no resultan 'porque sí' ni por suerte ni magia. Si quieres que algo salga como quieres, tienes que tomar acción y hacer que suceda". Pepito entendió la lección y la aplicó por el resto de su vida. Nunca esperó que todo resultara 'por suerte'. Ponía su mente y manos a trabajar, y producía el resultado. El anécdota del pescado fue solamente un ejemplo práctico de cómo es Pepe. Es una persona muy especial. Siempre tiene algo que enseñar... si es que los que le escuchan están dispuestos a aprender. Espero que tú también apliques la lección del pescado de Pepe Vértiz. Gracias, Igor, por visitar mi blog.

    ResponderEliminar

. . .