Hernando Suárez Reyes


Hernando Suárez-Vértiz Reyes (QEPD), padre de Pedro Suárez-Vértiz, fue en cierto modo mi mentor. Él fue quien finalmente me impulsó a decidirme por hacer de la música mi carrera en la vida.
.
Hernando era hijo del gran pintor peruano, campeón de Jiu Jitsu Germán Suárez Vértiz y abuelo del gran cantautor Pedro Suárez-Vértiz. A mi juicio, nunca ha habido un pintor peruano tan extraordinario como Don Germán. ¡Qué sensibilidad para plasmar los detalles!
.
Don Germán fue muy amigo de mi padre. Se pasaban horas dialogando sobre las muchas caras de la cultura. Mi padre le compró un Miguel Grau y un Beethoven. Nunca he visto nada igual. Eran cuadros que parecían hablar. Los colocó en lugares destacados de la enorme biblioteca de nuestra casa. Mi padre era pintor amateur, de modo que su gran amigo era nada menos que un asesor idóneo. Desgraciadamente, poco antes de su muerte, estando en muy mala situación económica, no recuerdo si mi padre los vendió a buen precio o si los dio en parte de pago por alguna deuda. ¡Bendito el que los tenga en su poder! Mi padre poseía el original del Miguel Grau que posteriormente aparecería en los billetes de mil soles emitidos por el Banco Central de Reserva.
.
Bueno, Hernando era uno de los mayores de un batallón de 12 hermanos. Al principio, no era amigo mío, sino de mis hermanos mayores, que me llevaban unos 15 años de diferencia. Pero como él tenía un taller de joyería en la calle Leoncio Prado, Miraflores, adonde se habían mudado, y como yo era amigo de Coco y Santiago, dos de sus hermanos menores, que eran músicos como yo, terminé haciéndome su amigo y frecuentando su taller. Allí me enseñó a trabajar en bronce y a vender mis obras en las boutiques de Miraflores. Fueron años muy divertidos.
.
Algún tiempo después, Hernando se mudó con su familia a la calle Diego Ferré, Miraflores, donde montó otro taller. En realidad, Hernando no solo era un artista, hijo de artistas, sino principalmente un filósofo práctico. Su mente parecía un horizonte al mediodía. Podía tomar una idea y elaborar maravillas sobre ella. Estimulaba el pensamiento. Era muy mayéutico en su estilo de conversación. Muy tranquilo y equilibrado, tenía una sonrisa increíble y unos ojos penetrantes, como todos los Suárez-Vértiz. Tanto Don Germán como su preciosa esposa tenían una mirada muy especial, muy serena, muy penetrante. La mirada de Guiche, hermana de Hernando, era muy semejante a la de Vanessa Saba.
.
Bueno, resulta que un día yo regresaba de dar examen de ingreso en la universidad, y Hernando pasaba con su automóvil y me dijo: "¡Te llevo, Zulu!".
.
- ¿De dónde vienes?, me dijo.
- De la Universidad, de dar examen de ingreso.
- ¿La universidad? ¿Qué haces pensando en la universidad? ¡Agarra tu guitarra y lárgate a dar la vuelta al mundo! ¡Tú no eres para encerrarte siete años estudiando algo que tal vez ni siquiera uses en el futuro! ¡La música está en tu sangre! ¡Tú estás hecho de música! ¡Ándate a volar y a cantarle al mundo como solo tú sabes hacerlo!
.
Eso me sacudió. Al poco tiempo me había decidido: Me dedicaría a la música de cuerpo entero. Poco a poco todo se fue realizando. Aunque después de eso cada vez frecuenté menos su casa y su taller, me entristeció mucho que la muerte lo arrebatara. Espero verlo pronto, para seguir escuchando sus reflexiones acerca de la vida. Nunca olvidaré su araña gigante colgando de la pared exterior de su casa en la Av. Angamos, en Miraflores. Hernando fue un hito muy imporante en mi vida.
.
Cuando alguna vez me preguntan: "¿Y algún día te arrepentiste de haberle hecho caso y no haber ingresado a la universidad?", respondo: "No. La universidad no es para mí, nunca lo fue. Soy docente por vocación. A lo largo de treinta años he dictado conferencias en muchos lugares, incluidas universidades, pero me desagrada sobremanera la falta de eficiencia de la mayoría de maestros que creen que enseñar consiste en matar de sueño al estudiante ('¡Aquí sí somos exigentes, porque pensamos en tu futuro!').
.
"Un maestro o un método o un sílabus que no contemple el debido descanso de los estudiantes, me parece abominable; un sistema que hostiga al alumno con la Espada de Damócles de una calificación absurda que no explota todo su potencial, me es detestable; sobre todo, me molesta que contraten a especialistas en las diferentes materias, pero que como docentes no tienen ni la más remota idea de lo que significa la mayéutica. Si un maestro y un método son buenos, el alumno no tiene por qué quemarse las pestañas ni pasarse noches sin dormir buscando información que le explique lo que el maestro no tuvo capacidad de explicarle.
.
"Me molesta ver cómo levantan sus enormes edificios a costa del bolsillo de los estudiantes. ¿Y los que no tienen dinero? Quedan fuera del sistema. En vez de diseñar preguntas que permitan a los muchachos ingresar lo antes posible, para ponerse a estudiar y tener una fuente de trabajo, lo hacen de manera que les resulte difícil o imposible ingresar, los hacen sentirse estúpidos por no haber aprobado un examen que, según sus diseñadores, era lo mínimo y elemental". Eso me enerva.
.
Hernando era libre como el viento, y en el poco tiempo que lo traté, me enseñó a ser libre como él. El futuro nunca me asustó. No temo a la muerte ni a la vida.
.
Por eso, no es por presumir cuando digo que no necesito la aprobación de los hombres para sentir que valgo o que mis ideas tienen mérito. Por eso detesto la alabanza excesiva. Creo que nadie merece que lo feliciten desmedidamente. En todo caso, el mérito es de quien hizo al ser humano. Por eso no me gusta el aplauso. Y me pasaría diezmil horas conversando con Hernando. No me aburriría. Era un tipo que usaba su mente y corazón de maneras prácticas, productivas, creativas y beneficiosas. Sí, un tipo fuera de serie. Alguien a quien uno le hubiera gustado tener como padre.

No quisiera dejar de decir que me gustaron mucho las hermosas palabras que escribió en honor de sus padres Talitha, tía de Pedro Suárez-Vértiz, en un blog en Junio 24 de 2011: "Que puedo decir de mis padres: GERMAN PABLO SUAREZ VERTIZ y MARIA TERESA EUGENIA REYES CARRILLO DE SUAREZ VERTIZ, quienes no solo fueron un gran ejemplo para mi y mis hermanos en su propia vida, sino grandes artistas como pocos, hoy en dia. Para mi es un gran honor el haber podido ser una hija muy amada.
Mi padre, ademas de su arte, era un campeon en el deporte del jujitsu, fue Maestro y Director de la Escuela Nacional de Bellas Artes en Lima, Peru, recibio las Palmas Magisteriales entre otras muchas condecoraciones, en vida. Era de caracter disciplinado, gallardo y fuerte, de la casta de sus ancestros, heroes patrios que lucharon por su pais con valentia y lo podemos ver representado en su legado pictorico. Esto no quito en el: Su sencillez, honestidad y humildad de siempre mas, su gran admiracion y respeto por nuestro linaje indigena peruano, el cual representa en algunos de sus cuadros. Admiraba de ellos, sus tradiciones, entereza y grandes conocimientos. Sensible pintor, que logra captar y recuperar el encuentro entre dos mundos: Lo ancestral indigena y la cultura y civilizacion europea.

Mi madre, dama llena de espiritualidad profunda y dulzura en su corazon, fue nombrada Madre Peruana por su gran servicio por los que menos tienen, dedicacion, ejemplo y sabiduria femenina. Ambos se amaban y trabajaban juntos apoyandose el uno al otro en la educacion de sus 12 hijos: 8 varones y 4 mujeres: Lucia, Guiche, Hernando, Javier, Gonzalo, Talitha, Jaime, Alvaro, Diego Santiago, Ramiro y Rocio, ademas de las largas horas dedicadas a sus alumnos en la Academia del “Estudio Taller Suarez Vertiz”. Entre clases y caballetes, forums de arte con invitados y eruditos ponentes, peliculas, amenas tertulias como espacio de expresion libre en donde la sociedad inquieta se une y futuros y nuevos artistas se forman, hacieron de este lugar en la calle Alfonso Ugarte No.173 en Miraflores, Lima, Peru, un Estudio/Taller de Arte muy apreciado por todos. Hoy, las nuevas generaciones de exitosos artistas que pisaron este lugar, nos deleitan con sus expresiones plasticas y modernas obras creativas, no solo a nivel nacional sino a nivel internacional, siendo valorados y reconocidos como grandes artistas plasticos.

Estos padres y esta familia formada por ellos, han sido y seran siempre la mejor presea que la vida me pudo dar. Su testimonio de vida me enseño a valorar y a comprender, el verdadero sentido de lo trascendente en el ser humano.

Doy gracias a Dios, a mis padres, a mis queridisimos hermanos, a toda la maravillosa familia de ambas partes y tambien a los amigos cercanos, por haberlos conocido y haber podido compartir con todos este regalo de nuestros progenitores."

Y esto fue lo que escribió Álvaro, otro de sus hijos, en Diciembre 1 de 2012: "La figura de mi padre se extiende mas por el corazon visual que por lo apotiosico que fuera su pitrura, mi padre pertenecio al genero de la pintura postimpresionista y romantica y en ella expresaba los sentimientos de un peruano que no solo sufre a. ensino que es valiente, si vemos el retytrato de grau observamos que no solo expresa valentia sin o dulzura en su pensar. lo mas trscendente de mi padre eran las anecdotas que contaba con referencia al arte y vida indigena, don german como le decian llevaba en todo su conocimiento un sufrimiento por lo que habia sufrido el peruano durante toda su histora y de la cual el tambien fue participe en su vida tanto como hombre como pintor, como amiogo y vecino de porras barranechea y de gustavo pons musso pudo empaparse mucho de la historia peruana, gran amigo de jose antonio del busto quien es especialista en la historia colonial perua y quien colaboraba mucho en las construciones de los personajes de la epoca, en el arte de mi padre conjugaban la histora, el dibujo la pintura y sobre todo el sentimiento epico de a quien hacia la obra.el dolor por los muertos que dieron la vida por cada uno de los peruano y sobre todo de como lo hicieron fueronas de las caracteristicas mas importantes que el tenia en su pintura, tambien mostraba en sus paisajes de la serrania un inmenso amor de la bellez que el peru tiene y de sus costumbres, cuando me llevo de niño al cusco el me iba explicando a cada paso los hechos histotricos que el cusco habia vivido y derrepente volteamos hacia atras y vimos que nos segui una turba de turistas para escucharlos, deveras a mi papa le queda perfecto el nominativo que se le ponia maestro o maestraso..puedo decir abiertamente que por su disciplina, correccion y eqilibrio fue detestado por muchas personas, mi padre decia siempre QUE ALLI DONDE SE PIERDE ELSENTIDO DEL EQUILIBRIO Y LA PROPORCION SE HA PERDIDO TODO. Y esto se aplica no solo en el arte sino en toda nuestra vida. el hombre generoso es tambien genero consigo mismo y al ser asi hace que su arte pertenezca solo a la mano de duios porque dios es artista al ser creador, fue para mi padre la iluminacion perfecta el haberse casado con mama maria teres reyes carrill quien fue su alumna en la escuela de bellas artes y a quien enamoro haciendole un retrato que dem,oro mas de dos años en hacerlo. se amaron hasta la muertwe y trabajaron juntos hasta la muerte. mi madre como maestra en el taller que ambos tenian hacia una dupleta de caballos de gran fuerza, de mis doce hermanos los que ha salido pintores los mas geniales son alvaro, hernando y javier, sobre todo alvaro quien dedica su vida a este oficio ,el resto de mis hermanos tambien pintan pero los que mas han ezxtendo su arte son alvaro y javier, puedo decirlen a los que me estan leyendo que en lops muaseos mas inesperados del peru y el mundo pueden encontrar obras de mi padre,en la stard oil de estados unidos , en la sorbona de paris en salamanca españa en bonn alemania etc."

5 comentarios:

  1. Xenia Mora Rucabado12:45

    Excelente relato sobre la familia de Pedro Suárez-Vértiz Alba, el gran cantante que admiro por sus canciones y su talento musical. Un grato saludo a su gran familia Zulu.

    ResponderEliminar
  2. Zulu12:53

    Hola, Xenia
    Una gran familia en todo sentido. Ten presente que en cualquier buena librería puedes adquirir el libro "Yo, Pedro" que contiene la biografía de Pedro. Gracias por visitar mi blog.

    ResponderEliminar
  3. Álvaro Darío Suárez Vértiz Reyes14:01

    Zulu!! Que lndas palabras para mi padre Germán Suárez Vértiz. Gracias por lo que dices. ¡¡Es muy cierto!! Me han emocionado detalles que realmente son muy pero muy ciertos. Pocos hablan de mi padre. Su generación ya queda en el recuerdo, casi olvidada. Muchos pasarón por su taller y también lo recuerdan. Me daría mucho gusto verte. Te espero en mi Facebook. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Zulu14:16

    Hola, Álvaro. ¡Cómo han pasado los años! Pero nunca pasarán los recuerdos que me dejaron tus padres. Una dama y un caballero a carta cabal. Definitivamente él y tu madre hicieron un milkshake de genes increíble. Artistas natos que simplemente tuvieron unos hijos maravillosos, extraordinarios, del mayor al menor, y supongo que la proyección fue hasta la milésima generación. Músicos, escultores, pintores, filósofos por naturaleza. Pero cada uno con su excentricidad particular, con su locura independiente. No recuerdo tan vívidamente a los doce. Sin embargo, cada uno me dejó por lo menos un bello recuerdo. Tu familia era una mata de genios de perfil bajo. Cada vez que paso por la que fuera tu última casa de Miraflores, evoco gratos momentos, Estaremos en contacto, por supuesto, pero no por el FB porque no uso las redes sociales. Te deseo lo mejor. Y cuando veas a tus hermanos, dales un saludo y un abrazo muy cariñoso de mi parte. ¡Que el recuerdo de tus padres viva para siempre! Y que Don Germán continúe pintando aún más en el Reino de los cielos para la gloria de Dios.

    ResponderEliminar
  5. Sally Leyva15:13

    Felicitaciones, una gran familia llena de talento y brillo.

    ResponderEliminar

. . .