Incansables

Denomino incansable a una canción, arreglo musical, intérprete o compositor cuya música puedo oír vez tras vez sin hartarme, es decir, mil veces no serían suficientes para decir: "¡Basta!". Siempre que la oiga exclamaré: "¡Qué obra de arte!", no solo por el hecho de estar bien pensada, sino por la plasticidad con la que se presta para los arreglos. Siempre se obtiene un efecto agradable al oído. Mi música no es así, ni de lejos.


Joao Gilberto

Me resulta imposible hablar de música incansable sin mencionar a este excéntrico perfeccionista que rompió los esquemas de su tiempo. Aprendió a tocar guitarra solo, es decir, nunca tomó clases de guitarra, y no obstante dio a luz, junto con Antonio Carlos Jobim (abajo), lo que llegó a conocerse en el mundo entero como uno de los ritmos, estilos y géneros musicales más agradables que la mente humana haya concebido jamás, el bossa nova, que después abrió paso al bossa jazz.

No toco bossanova, no compongo bossa nova ni lo conocí personalmente. Entonces, ¿qué tiene que ver con Zulu? Es que siempre he pensado que uno es la música que escucha, y la música de Joao Gilberto siempre estuvo presente en mi vida desde muy joven.

Siento un gran respeto por este tipo de música ("Chega de saudade", de Jobim y Moraes, es considerada como la primera canción creada con este estilo). Me parece a la vez una forma simple y sofisticada de componer. De modo que aunque nunca fui intérprete de bossa nova, el bossa nova contribuyó mucho a educar mi oído. Opino que no hay músico culto que no aprecie el bossa nova, sobre todo el bossa jazz. O pato (traducido) fue el primer bossa nova que oí en mi vida.

Algunos temas que Joao Gilberto interpretó durante su vida para el deleite de sus oyentes fueron: Wave, Chega de saudade*, Sampa, Samba do aviao, Aquarela do Brasil, Eu Vim da Bahia, Corcovado, Bésame mucho, Guacyra, Saudosa maloca, Feitiço da vila, Rosa morena, Diga.

Antonio Carlos (Tom) Jobim (1927 - 1994)

Jobim es para mí un símbolo de todas las canciones que me han resultado incansables. Extraordinario compositor, cantante, guitarrista y pianista de Brasil que impresiona por la sencillez que proyecta con su música, que a la vez siempre demostró ser una sofisticada coordinación de tiempos y frecuencias en el pentagrama. Y tengamos en cuenta que el pentagrama es solo una libreta de apuntes del corazón, no la realidad misma de los sentimientos que lo envuelven.

Jobim ha diseñado música que aunque un sinfín de arreglistas han moldeado de mil maneras diferentes a través de los años, sigue destilando jugo como si se tratara de composiciones nuevas. Uno puede oír tantas interpretaciones de un mismo tema que se queda asombrado de su ductibilidad para soportar tantas maneras de llegar al oído. Haz clic en su foto y nota lo que Oscar Peterson hizo con una de sus canciones. Te aseguro que no podrás oírla una sola vez. ¡Es un puñado de piedras preciosas en el cielo!

De hecho, hasta su tema "Desafinado", que expresa el sentimiento de alguien a quien se dijo que era desafinado, sigue siendo materia de producciones musicales que salen una y otra vez de las fábricas de discos. Una viva demostración de que en el arte musical lo que cuenta es el estilo y no la perfección del sonido. La música es un diamante de tantas caras que ningún hombre podrá contar jamás.

Para mí, poner la música de Jobim, no importa quién la interprete, es como cerrar lo ojos, subirme a una alfombra voladora y dar una vuelta por los lugares más hermosos que pueda imaginar. ¿Cómo podría cansarme de disfrutar de momentos tan gratos? ¡Imposible!

Lo dicho no significa que todas sus canciones sean incansables, pero Jobim siempre fue para mí un símbolo de todas las canciones incansables por su habilidad para agradar al corazón en cada una de sus interpretaciones. Es como si, en vez de escribir en el pentagrama, hubiera dado generosos brochasos de colores. Pienso que si hubiera una empresa de transporte público que tuviera como política que todos sus vehículos difundieran la música de Jobim, sus pasajeros llegarían al trabajo o a sus casas con una mejor actitud, menos estrés, menos ganas de pelear, menos resistencia a los cambios positivos y menos dolor en el alma.

Hasta el último grupo musical que diseñó, La Nueva Banda, es tan sencillo que tiene el poder de cautivar al auditorio más exigente, cada uno de los integrantes del cual es un experto en su campo. Debió de ser un enorme privilegio para sus músicos, ingenieros de grabación y asistentes el haber sido convocados por este extraordinaro cultor de la música brasileña para trabajar juntos.*

Que Dios, el creador de la música y el ritmo, le devuelva la vida para seguir deleitando a la humanidad por toda la eternidad para la gloria de Su nombre. Haz clic aquí para comentarios de Ana Jobim, su viuda.

La siguiente es una selección de algunos de sus temas (también arreglos de temas de otras personas) que pasaron a la historia: Desafinado, Wave *, Agua de beber, Aguas de marzo, A felicidade, Corcovado, La chica de Ipanema, Outra vez, Dindi*, Bebel, Chega de saudade *, Bangzalia, Samba do avião, Luiza, Fotografía, Triste, Samba de una sola nota, Você e eu*, Meditación, Ligia, Sem vocé, Amor em paz (Once I loved) * *.

Se cree que la última grabación en la que participó Jobim fue Insensatez (tema de Jobim y De Moraes) a dúo con Sting combinando maravillosamente sus estilos. A través de los años, otros han grabado y seguirán grabando esta bella canción, ideal para navegar por aguas tranquilas (Olivia Newton-John, Pat Metheny, Emily Remler, Sinéad O'Connor, Wes Montgomery, Mercedes Sosa, Megan Mullally, Oscar Peterson, Pat Enz y muchos más).

Vinícius de Moraes

Uno puede oír una y otra vez la música de Gilberto y Jobim, ya sea por uno u otro intérprete, en cualquier época del año, en cualquier momento de la vida, con toda clase de instrumentos y en todo tipo de escenario, y siempre quedará extasiado. Querrá oírla nuevamente. Pero cuando hablamos de su música jamás olvidemos que la letra de muchas de aquellas hermosas canciones, cuya sencillez va de la mano con el sonido, fueron creadas nada menos que por Moraes (por ejemplo, Chega de Saudade), un hombre que, después de Neruda y García Márquez, fue declarado el tercer hombre más influyente en la cultura latinoamericana, según cierta encuesta realizada a fines de 2008.

Astrud Gilberto

Otra incansable es la famosa Astrud Gilberto, que una vez estuvo casada con Joao Gilberto. No tenía experiencia previa cantando profesionalmente, pero su voz en La chica de Ipanema gustó tanto que Stan Getz la incluyó en la producción que lanzó con Tom Jobim y Joao Giberto. No le dieron el crédito que se mereció sino hasta que el público adquirió tantos discos que resultó ser, como dice la Wikipedia, "uno de los discos de jazz más vendidos de la historia".

Algunos de sus más agradables interpretaciones son: Tristeza, Dammi un'idea, Dindi, Wanting things, The face of love, Fly me to the moon, Maria quiet, You didn't have to be so nice.

Stan Getz

Otro incansable es Stan Getz (en la foto), mencionado anteriormente. Su estilo es tan agradable que uno puede poner sus interpretaciones de fondo en cualquier lugar y crear un ambiente memorable. El alma sencillamente se queda prendada de su sonido.

Gal Costa

Otra incansable es la extraordinaria Gal Costa. Sus interpretaciones de los temas más conocidos de la música brasileña han dado la vuelta al mundo tantas veces que no se pueden contar: Aquarela do Brasil, Garota de Ipanema, Wave, Dindi, Folhetim.

Jorge Aragão

Otro incansable es Jorge Aragão. Su estilo es tan original como la imagen que proyecta. ¡Te encantalá! Y su orquesta no se queda atrás. Me gustan especialmente Conselho, Reflexão, Loucuras. Si no conoces a Jorge Aragão, ahora ya lo conoces*. Dales clic y disfruta de conciertos muy interesantes. Aquí te dejo la letra de Papel de pãn, por si quieres cantarla en portugués o castellano (en mi página "Journalists" hay recursos para descargar el video de Internet a tu computadora, para que no lo pierdas nunca. ¡Dale un vistazo!) En ritmo de salsa [bien tocada] no se quedaría atrás. ¡Sería un exito! A ver quién se anima.

Papel de pãn
(Jorge Aragão)

Portugués:

Eu nem sei dizer o que senti
Quando eu acordei e não lhe vi
Confesso que chorei
Não suportei a dor
É doloroso se perder um grande amor
Mais alucinado eu fiquei
Quando li o bilhete que encontrei
Estava escrito num papel de pão
Foi o que arrasou meu coração
Ainda me lembro bem
Estava escrito assim
Não me procure nosso amor
Chegou ao fim, ao fim
Castellano:

No quiero hablar de lo que sentí
el día que se fue y no volvió.
Confieso que lloré.
No pude soportarlo más.
Fue doloroso amar tanto y perder.
Me volví un loco de dolor
Cuando leí la nota que encontré.
Estaba escrita en un papel de pan.
Destruyó mi amor, mi corazón.
Aún lo recuerdo bien.
Estaba escrito asi.
Ya no me insistan.
Nuestro amor llegó a su fin


Roberta Sá
Roberta Sá * * * * * *

¿Es que todos los incansables son brasileños o músicos de jazz? No, pero empiezo con ellos porque realmente son incansables para mí. En general, mucha de la música brasileira es muy interesante, cariñosa, desestresante, sorprendente y actual. Lógicamente, todo tiene un límite.

También es digno de nota que alguna música de Perú tiene parecido con ciertos ritmos de Brasil.* * * Aunque pasen los años, nunca seré demasiado viejo para disfrutar de la buena música brasileira* * *. Siempre me cae bien.

Roberta Sá es especial en muchos sentidos (Falsa Baiana, Faceira, Morena Boca de Ouro, Disseram que eu voltei americanizada, Casa Prefabricada).* Como dijo una vez Roberta: "Brasil no es una cuna de cantantes, sino de grandes cantantes, refiriéndose a tantos hermosos autores e intérpretes nacidos en este hermoso país.* Puedes hacer clic en su nombre y visitar su web site y oír una selección. Espero te agrade. Si haces clic en la foto y quieres cantar con ella la canción con que participó en el concurso FAMA, en 2002, en Brasil, aquí está la letra:

So tinha de ser com você
(De T. Jobim y A. De Oliveira)

É, só eu sei
Quanto amor eu guardei
Sem saber que era só prá você

É, só tinha de ser com você
Havia de ser prá você
Senão era mais uma dor
Senão não seria o amor
Aquele que o mundo não vê
O amor que chegou para dar
O que ninguém deu pra você

É, você que é feito de azul
Me deixa morar nesse azul
Me deixa encontrar minha paz
Você que é bonito demais

Se ao menos pudesse saber
Que eu sempre fui só de você
Você sempre foi só de mim



Gilbert Medam * *

El estilo del francés radicado en Tailandia, Gibert Medam, es tan bello que no podría explicártelo con palabras. Este un caso típico en que un favorito se confunde con un incansable y no sé dónde situarlo en mi discoteca. Mi favorito es Peaceful Afternoons. Puedes oírlo a los pocos segundos de hacer clic arriba, en su foto. Si no se inicia automáticamente, dale clic a la flecha de play (►) en su audio player.

Visita su web site y oye toda la gama de linduras que tiene para el oído. Es música larga que dura tiempo suficiente como para pasar un buen rato en compañía de buenos amigos.



Ken Navarro
Ken Navarro**

Este es un genio cuya música podría escuchar una y otra vez por toda la vida eterna sin hartarme, aunque fuera la misma canción. El smooth jazz es su fuerte. Haz clic en la foto y escúchalo tú también. Y si lo visitas en su web site, podrás expandirte por su universo musical.



Steve Oliver

Otro que para mí es grande e incansable es Steve Oliver. Me gusta tanto que un día imaginé que llegaba mi último día y me moría, entonces instalaban en el interior del féretro un gran equipo stereo y ponían su música para que la disfrutaran sin parar todos los que vinieran al velorio. ¡Imagínate música saliendo del cajón del muerto, jajajaj! ¡Wow! ¡Es así de incansable! Algunos de sus ritmos me suenan como smooth-huayno-jazz.



Pat Metheny*

Francamente no sabía dónde colocar a Pat, si entre mis favoritos, incansables o joyas. Tuve que tomar la decisión de ponerlo entre mis incansables, aunque como Jobim y otros, no deja de ser para mí una joya y un favorito de la música universal. Aquí Insensatez, de Jobim. Supongo que su música trascenderá las eras por ser un artista especialmente dotado de habilidades para crear y arreglar la música de un modo muy particular.



Brian Hughes * * *

Mira bien su fotografía y su guitarra porque las artes tienen varios homónimos de Brian Hughes, cada uno siendo un genio en su especialidad. La música de jazz de Brian me parece simplemente fantástica. Me encanta. Espero que también te agrade.



Sting

Otro incansable es Sting. Muchas de sus canciones pueden oírse vez tras vez, y uno no se cansará. The shape of my heart, Fields of gold, Every breath you take, Message in a bottle. No me agradan todas sus expresiones musicales, y no es por su estilo de vida que lo considero incansable, sino por la manera tan especial que tiene que coordinar el sonido y el ritmo. Haz clic en el siguiente link para oír How Insensitive (Insensatez), tema de Jobim y De Moraes.



Eliane Elias * * * * * *

Y no añadiré mucho a Eliane Elias, compositora, arreglista y cantante brasilera (São Paulinha). Hija de una concertista de piano, a los 7 años de edad inició sus estudios de música en el Free Center of Music Apprenticeship. A los 12 ya transcribía la música de los grandes del jazz, y a los 15 era maestra de piano en una de las más prestigiosas escuelas de música de Brasil. A los 17 salió disparada hacia las estrellas y desde entonces nada la detuvo. Se codeó con Jobim, Gilberto, Hancock y otros genios de la música. Ganó tantos premios que mejor entras a su site y lees su bio. Seleccionada por el gran Vinicius De Moraes como su pianista, lo fue hasta la muerte de este. Tiene dones musicales que elevan el placer de vivir hasta niveles indescriptibles. Puedes oírla sin hastiarte nunca. Que no falte en tu discoteca. Si algún día me creman, que pongan fuerte su música de fondo para opacar el rumor del horno. ¡Sería fantástico que siguiera tocando y cantando para siempre! (Aquí una entrevista, y aquí otra.)

. . .